Niños en la playa (Sorolla, 1910)


Si un pintor ha sabido captar la luz del Mediterráneo es, sin lugar a dudas, Joaquín Sorolla. Fue un especialista en reflejar en sus obras la luminosidad y la alegría del Levante español. Valencia, su ciudad natal, será su lugar preferido de inspiración y donde encontrará su temática favorita: pescadores, niños bañándose, jóvenes en barco, etc.

Niños en la playa es una de las obras cumbres del pintor. Tres niños aparecen tumbados en una playa de aguas cristalinas, muy cerca de la orilla. Los niños desnudos, como se bañaban antaño los muchachos del pueblo, aparecen tendidos boca abajo. Uno de ellos, rubio y de piel clara,  se apoya sobre un codo mirando hacia otros dos niños, morenos y de piel más oscura; uno de ellos se halla mirando hacia el primero con una sonrisa en la cara, mientras que el otro aparece abstraído.

Con pinceladas amplias cargadas de colores brillantes y una espontaneidad imposible de imitar, Sorolla parecía trasladar al lienzo los efectos del sol chocando contra la piel mojada de los niños.

Observando este cuadro, el espectador puede respirar la atmósfera del Mediterráneo y las alegres imágenes de tres niños inocentes, tendidos desnudos boca abajo disfrutando en la playa,  en el calor del verano, evocan un optimismo repleto de luz.


Estas escenas cargadas de luz donde conjuga niños y playa marcaron la estética que tan popular hizo al artista.

Una de las imágenes más atractivas de esta serie de obras de playa es la titulada Verano (1904). En primer plano contemplamos a una niña con un amplio vestido, que lleva a otra de la mano. La niña de blanco sujeta, a su vez, a un niño de pelo rubio que está desnudo. Tras este primer grupo se sitúa una cría que dirige su mirada hacia el espectador; en el plano medio de la composición se encuentra otra niña, vestida de azul y con una cinta roja sujetando su coleta, dirigiéndose hacia la madre, figura que ocupa la zona derecha de la escena, vistiendo un amplio traje blanco. Con sus manos sostiene al chiquillo desnudo, que tapa su cara con las manos para evitar el destello del sol. Otra madre, ésta con una blusa rosa, acompaña a su hijo en el baño. El fondo de la composición está ocupado por varios niños bañándose en el mar, junto a una madre que sostiene en brazos a su retoño.

Si bien las figuras tienen un importante papel en el conjunto, la verdadera protagonista del lienzo es la luz, una iluminación del atardecer en el Mediterráneo, que inunda toda la escena y crea sombras coloreadas.

Otro aspecto significativo del lienzo es la manera de pintar de Sorolla. Emplea un firme y seguro dibujo, con el que modela de manera casi escultórica a sus personajes, pero aplica el color de forma rápida y empastada, pudiendo apreciarse las pinceladas en sus telas, relacionándose en su forma de pintar tanto a los grandes maestros de la escuela española como a los impresionistas.

El resultado es una obra que nos transporta a las playas levantinas, haciéndonos partícipe del baño de estos pequeños en una tarde de verano.

Con anterioridad, en 1899, Sorolla representa el baño de un grupo de niños tullidos conducidos por un hermano de la Orden de San Juan de Dios . Sorolla lo quiso titular Los hijos del placer- ya que la invalidez de los niños era fruto de la sífilis de lo padres pero Blasco Ibañez le insinuó el actual.

El contraste con otros cuadros posteriores, donde el artista se complace en mostrarnos niños ” sanisímos ” jugando entre las olas, corriendo o nadando bajo la atenta mirada de sus madres que despliegan amplias toallas blanquísimas para secarlos, es brutal.

Una resposta a Niños en la playa (Sorolla, 1910)

  1. Pau escrigué:


    Ya dando por sabidas las cualidades artísticas del pintor, una de las cosas que más despierta ahora mi atención se advierte en su vida personal. Cuando visité la casa museo-Sorolla en Madrid pude comprobar vía documentos, anotaciones, cartas etc el amor que se regalaron su esposa Clotilde y él durante toda su vida.
    Sé que no viene al caso en este post, pero cuando veo un Sorolla inevitablemente mi mente recuerda aquella visita fascinante.

    Saludos J.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 434 other followers

%d bloggers like this: