siete

27 Agost 2016

Noell S. Oszvald - 29
I
uso mi cuerpo para detener el sol

II
dejo la piel tendida en el balcón junto a la ropa húmeda

III
mi cama tiene el aroma a cada uno de los hombres que se revolcó en ella
mi cama tiene olor a nada
mi cuerpo es devastación y hambre

IV
ayer, supe plantar gladiolos en la ventana
convertirme en hogar de fresas y té de hierbas

hoy, me ahoga el agua que cae bajo la ducha y lloro

V
mi casa ha muerto en la inundación
es tierra y paredes coloreadas
raíces invertidas tejiendo entre las grietas del parquet una alfombra de bienvenida mal escrita

VI
sólo una vez dije en voz alta:
necesito que duermas conmigo esta noche

al final del día, hice todo para que se fuera

VII
una falla endémica me constituye
soy castillo en ruinas
mi construcción no resiste permanencias

Autor: Lila Biscaia

Fuente original:

http://www.lila-biscia.blogspot.com.es/2013/06/siete.html

Fotografía de Noell S. Oszvald


ofrenda a una tumba

26 Agost 2016

Pío Collivadino - 02
Desde lo alto me muestras,
fuera de las ruinas de las casas desmoronadas,
un apuntar negro de cipreses
asaeteando a través del azul
para custodiar
los mármoles blancos del cementerio.
Pienso en una tumba
que no he visto nunca
y siento
que en aquel instante
deposito en ella,
temerosa y con el corazón
en la mano
un vivo ramo
de claveles rojos.

Autor: Antonia Pozzi

Ilustración de Pío Collivadino


pienso en marcharme a un largo viaje

25 Agost 2016

Victoria-Söderström -01
Pienso marcharme a un largo viaje,
probablemente tardaremos mucho en volvernos a ver.
No es una decisión precipitada, he ido madurando el plan durante mucho tiempo,
aunque no he podido hablar abiertamente hasta ahora.

He arreglado gran cantidad de detalles relacionados con el viaje,
he preparado todo excepto el itinerario mismo:
adónde me llevará finalmente, eso trataré de ir descubriendo poco a poco.
Me marcho a buscar algo en mí mismo que nunca encontré aquí.

Parece que me llaman de la lejanía, allí quiero ir.
Me creo capaz de afrontar un buen número de dificultades para llegar a mi meta.
Siento un gran alivio en el corazón, se me ha quitado el gran peso
que me oprimía el pecho.

Es como si una gran alegría me estuviese esperando en alguna parte.

Autor: Hjalmar Gullberg

Fotografía de Victoria-Söderström


la tristeza que no cesa

24 Agost 2016

Christian Schloe - 49

En un plato de macarrones gratinados
con una montaña de queso,
como a ella le gusta.

En el alborozo desbordado
al recibir un premio merecido
el grupo en el que bailaba.

Nada tiene el mismo sabor
ni su colonia favorita desprende el mismo aroma
ni el tacto brinda el mismo placer
acaso acariciar el muñeco de trapo
y dormir abrazado a un peluche triste
ni siquiera el mismo gozo al mirar sin ver las nubes en movimiento.

Incapaces de paladear
treguas en la batalla,
el armisticio ofertado
por un enemigo crecido en su victoria.

Seres golpeados por la tristeza
náufragos en la amargura
vivos muertos
que no saborean la diminuta esperanza
crucificados por la certeza
de todos los momentos
que alguien ha robado con su muerte y a la muerta.

La belleza de la felicidad apenas dura un segundo

Después, toda la eternidad para lamentarlo.

Autor: Javier Solé

Ilustración de Christian Schloe

Del libro de poemas “La casa del silencio” (ISBN 978-84-9095-522-2)


La muchacha del balcón

23 Agost 2016

Carrie Graber - 18
La tarde bajaba por esa calle junto al puerto
Con paso lento, balanceándose, llena de olor,
Las viejas casas palidecen en tardes como ésta,
Nunca es mayor su harapienta melancolía
Ni andan más tristes de paredes,
En las profundas escaleras brillan fosforescencias como de mar,
ojos muertos tal vez que miran a la tarde como si recordaran,
eran las seis, una dulzura detenía a los desconocidos,
una dulzura como de labios de la tarde, carnal,
carnal,
los rostros se ponen suaves en tardes como ésta,
arden con una especie de niñez
contra la oscuridad, el vaho de los dancings.
Esa dulzura era como si cada uno recordara a una mujer
Sus muslos abrazados, la cabeza en su vientre,
El silencio de los desconocidos
Era un oleaje en medio de la calle
Con rodillas y rostros de ternura chocando
Contra el “New Inn”, las puertas, los umbrales de color abandono.
Hasta que la muchacha se asomó al balcón
de pie sobre la tarde íntima como su cuarto con la cama deshecha
donde todos creyeron haberla amado alguna vez
antes de que viniera el olvido.

Autor: Juan Gelman

Ilustración de Carrie Graber


estrella no deja ni huella

22 Agost 2016

francine van hove - Isabelle
Limpio con furia el espejo
—feroz azote del trapo—
mi azogue contra su azogue
Y sin embargo aquí siguen
mis ojos
a ambos lados de esta nada
mirándome llorar

Autor: Carmen Camacho

Ilustración de Francine van Hove


S’ha obert la porta

21 Agost 2016

Jozef Israëls - Comida de familia de campesinos (1882)
S’ha obert la porta de la casa
i un cop de vent ha remogut la pols
de les cortines. S’hi ha fet sentir
sense secrets pels vells racons.
I, tal vegada a dins, l’hem conegut
com l’hoste nouvingut i més amable,
entretingut a fer dibuix, als nostres llavis,
d’un bell somriure.

Vindrà la nit en unes hores i, amb ella,
la por, el plor, també la son
-incert el pas que fem a poc a poc
per aquest món, agermanats amb solituds-.

Però, de nou, aquest vespre vora el foc,
s’aplegarà una família més
que es mirarà amb nuesa als ulls.
Un nen i un vell, joves i dones, tots ells,
simples homes que perseveren junts
i tan a prop d’aquella única llum
que omple el rebost del cor més dur.

Autor: Mercè Amat

Fuente original: http://www.versos.cat/poema/3993/sha-obert-la-porta

Ilustración: Jozef Israëls, “Comida de familia de campesinos” (1882)


Segueix

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 781 other followers

%d bloggers like this: