el primer niño (Sorolla, 1890)

21 Octubre 2018

“te engrandeces a mis ojos, viendo en tí a la madre de mis hijos”

(Sorolla a Clotilde, fragmento de una carta a su esposa)

En esta pintura -como hizo más tarde en otras obras- Sorolla retrato el momento íntimo de la maternidad captada por el padre. El plano medio, casi general, confiere al instante un momento de felicidad casi perpetuo. La intensidad cobra un nuevo significado donde el costumbrismo de la escena no difiere en intensidad con otras composiciones donde madre e hijo están en primer plano.

Sorolla, pasaba -para pintar la playa de la Malvarrosa- muchas temporadas en la casa del alcalde de Pueblo Nuevo del Mar, en el Cabanyal, localidad que pasó a formar parte de Valencia en 1897″. Entonces era habitual que los señores de buena familia acogieran en sus casas a artistas de renombre. Les daba prestigio y les servía al mismo tiempo para tener acceso a creadores que enriquecían sus colecciones.

La hija de Pelegrín, Carmen, era una niña cuando Sorolla empezó a quedarse en aquella casa situada frente al mar. Era una hermosa joven y casi sin darse cuenta Sorolla, que era muy mujeriego, se enamoró como un adolescente de ella.

El hijo de Carmen y Sorolla nació en 1905 y le pusieron el nombre de José Martínez Fossati. Llevó el apellido Martínez porque casaron a Carmen con un moribundo que se llamaba así, evitando de ese modo que fuese una madre soltera en aquella época un estigma social casi insuperable. Sorolla no le dio su apellido al niño, pero lo reconoció ante la familia Fossati, y se preocupó por él y pagó su educación, con el conocimiento de Clotilde, como consta en diversos documentos.


sin miedo (David Trashumante, 2013)

20 Octubre 2018


la espera

19 Octubre 2018


El cuarto permite sólo unos pasos
que repito en una dirección y en otra, como
quien busca confirmar
el tamaño de un cuerpo.
En un espacio no mayor que éste
quiere la escritura tener la medida
exacta de la verdad.
No hay más que un poco de madera: mesa,
libros, suelo y lápices.
Y un hombre solitario que a veces cruza
una calle en la memoria.

Autor: Aitor Francos

Ilustración de Wilhelm Maria Hubertus Leibl


pájaro queja

18 Octubre 2018


Un pájaro sin pies es la queja,
ninguna rama, ninguna mano, ningún nido.

Un pájaro que se hiere volando
en lo estrecho,
un pájaro que se pierde
en lo espacioso,
un pájaro que se ahoga
en el mar.
Un pájaro
que es un pájaro,
que es una piedra
que grita.

Un pájaro mudo
que nadie oye.

Autor: Hilde Domin

Fotografía de Ricard Cambra


autorretrato

17 Octubre 2018


Me llamo Soledad y estoy soltera,
quiero decir
que voy sola al abogado, al médico
y consumo mi vida
de ventanilla en ventanilla,
en esa lenta droga llamada burocracia.

Tengo dos hijos
a los que educo para hombres,
en la medida que una mujer
puede hacer hombres.
Tengo ventiséis años
y, a veces, enfermo de ternura.

Estoy tan sola,
que alguna vez, me paro ante el espejo
y me sonrío.
Otras veces, para no enloquecer,
me coloco las pestañas postizas,
los lunares,
me encajo la sonrisa
y ensayo
el pequeño suicidio del diálogo.
Todas las madrugadas
recibo la visita de un extraño
-siempre el mismo-
al que caliento la cama hace ocho años.
Solo por esto me mantiene.

Autor: Elvira Daudet

Ilustración de Shaun Ferguson


poema póstumo

16 Octubre 2018

“Me pasé toda la mañana corrigiendo las pruebas de uno de mis poemas, y quité una coma. Por la tarde, volví a ponerla”

(Oscar Wilde)

La lentitud
con la que el poeta argentino
desmenuza todas las notas musicales
de su último poema
puede llegar a exasperarme.

Se diría no es consciente
que la Muerte aguarda
en la plaza donde se alza
el monasterio benedictino
y que no dudará en impedir al párroco
girar la llave que abre el portón
permitiendo a los visitantes
pasear sin prisas por el claustro.

En el tiempo empleado por el poeta argentino
en brindarnos el más hermoso de los poemas
miles de flores languidecen huérfanas de una mirada.

Un día el mejor de los poemas quedará inconcluso.

O será publicado imperfecto a título póstumo.

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “La casa del silencio” (ISBN 978-84-9095-522-2)

Ilustración: Luke Fildes, “estudio de Charles Dickens”

La pintura muestra la biblioteca de Charles Dickens, con su silla vacía, y fue ampliamente difundida por los periódicos el día después de la muerte del escritor.

Y el poema con la voz de Gabriel A. Jacovkis:


carpintería

15 Octubre 2018


En el cristal de los escaparates
que circundan la plaza se reflejan
las siluetas fugaces de dos hombres:
son padre e hijo y tú los reconoces
porque llegan del predio en sombra de tu historia.

La amanecida aturde los objetos
con su luz temblorosa. Es verano y caminan,
el paso decidido, por la acera.
El autobús se anuncia, con un sonido turbio,
al fondo de la calle.

“Vendrás conmigo a la carpintería,
manejarás las herramientas. Así se aprende
la densidad del hombre”.

Fue en el hombro del joven
donde buscó la mano de aquel viejo
la caricia negada tantas veces.

Sentí su gravidez llena de vida
como si el mundo, de pronto, me acogiera
y una niebla indecisa se posara en mis gafas
de turbio adolescente
y me hiciera más suyo: un ser complementario
prolongándolo.

Autor: Manuel Rico

Ilustración: Van Gogh, “Patio y lavandería del carpintero” (1882)


%d bloggers like this: