femmes dammées

23 Agost 2019


Muchacha, si te entregas a los cerdos,
merecerás morir en la matanza.
No sería en todo caso más horrible que la horrible,
cínica contradanza.
Pregúntate por qué has de estar debajo
si eres mejor que ellos.
Créeme, muchacha, la heteropatía
nunca fue un buen invento.

Autor: Carmen Jodra Davo

Fotografía: Richard Learoyd, “Nancy desnuda en silla blanca” (2010)


padre

22 Agost 2019

Sé tan poco de ti que ni siquiera
puedo decir si conociste el mar,
si anduviste descalzo por la arena
recogiendo los restos esparcidos
de algún amor ahogado o te adentraste
en las tranquilas aguas de los sueños cumplidos.

De aquel supuesto encuentro
queda la caracola que dejaste
en el aparador de nuestra habitación,

desde donde te escucho cada noche.

Autor: Antonio Apresa Sánchez

Ilustración de Frederick Cayley Robinson

 


y de pronto anochece

21 Agost 2019


Cada uno está solo sobre el corazón de la tierra
traspasado por un rayo de sol:
y de pronto anochece.

Autor: Salvatore Quasimodo

Ilustración: Aron Wiesenfeld, “Morning” (2002)


silencio

20 Agost 2019

Hay tanto silencio alrededor que me parece oír
cómo se estrellan los rayos de luna en los cristales.

En el pecho
una voz extraña ha despertado
y una canción canta en mí ajenas añoranzas.
Se cuenta que los antepasados muertos antes de tiempo,
con sangre todavía joven en las venas,
con pasiones intensas en la sangre,
con sol palpitante en las pasiones
retornan,
retornan para continuar
en nosotros
la vida no vivida.

Hay tanto silencio alrededor que me parece oír
cómo se estrellan los rayos de luna en los cristales.

Oh, ¿quién sabe, alma mía, en qué pecho cantarás
también tú más allá de los tiempos
-en las dulces cuerdas del silencio,
en arpas de oscuridad – la nostalgia ahogada
y la rota alegría de vivir? ¿Quién sabe? ¿Quién sabe?

Autor: Lucian Blaga

Ilustración: Edmund Charles Tarbell, “A Girl Reading” (1909)


lloran mis muñecas

19 Agost 2019


Mis muñecas sólo lloran cuando,
viendo la televisión,
se dan cuenta de en qué
nos hemos convertido.
Yo les seco el plástico
y las devuelvo a la seguridad
ignorante
del cartón.
Por qué no harán
cajas más grandes.

Autor: Carmen Juan Romero

Fuente original:

https://carmenjuanromero.wordpress.com/2011/08/03/lloran-mis-munecas/

Ilustración de Ben Snijders


la brecha de Viznar (José Guerrero, 1966)

18 Agost 2019


La Brecha de Viznar (1966) es un sentido homenaje del pintor granadino, José Guerrero (1914-1991), a Federico García Lorca al que conoció en su primera juventud y quien lo animó a salir de Granada, “tira los pinceles al aire y vete a Madrid”, le dijo en una ocasión estando en la Alhambra en 1935. Ahí se inicia el trayecto que lo llevará hasta instalarse en EE UU y llegar a formar parte de la Escuela de Nueva York, máxima representante del expresionismo abstracto.

Alegoría en ocres, grises, rojos y negros, del asesinato de Federico García Lorca y que es la imagen de una herida que sangra. Es un acercamiento al lugar de la tragedia. Dos lindes profundas y diagonales, formadas por la confrontación entre un blanco de fulgor astral y un negro “vivo y transparente”, cizallan un abismo oscuro. En ese barranco nocturno y tenebroso aconteció un hecho abominable; tierra del barranco amalgamada con sangre. Los triángulos que forma el blanco con levísimos reflejos purpúreos se clavan sobre la tierra negra.

Tierra que resume toda la noche negra en la que se sumió España en el año 1936. En el vértice incisivo un borbotón rojo de sangre simboliza la herida abierta.


El mundo lorquiano, con la tragedia de los gitanos y la pena negra andaluza, ha inspirado la primera etapa de la pintura de Guerrero, en los años de la posguerra. En 1946, Guerrero pintaba La aparición, un cuadro mágico y algo naïf, una escena de velatorio, con las mujeres enlutadas, junto al difunto tendido en el suelo, con cruces negras, extrañas flores en la hierba, y extraños astros y ángeles o aves en el cielo enrojecido. El cuadro se asocia con facilidad al mundo oscuro, supersticioso de las tragedias de Lorca.


luna de sangre

17 Agost 2019


A Laia

Esta luna,
el útero de la noche,
amparo de la vigilia

fue

bálsamo de los enfermos
súbito latido del óbito,
el trino pendenciero
en el cementerio de los jilgueros.

Autor: Javier Solé

Ilustración de Jeanie Tomanek

Del libro de poemas “El exilio interior” (ISBN 978-84-1304-853-6)


%d bloggers like this: