La terraza del cafe por la noche (Van Gogh, 1888)


“Un café por la noche visto desde fuera. En la terraza están sentadas pequeñas figuras bebiendo. Un enorme farol amarillo ilumina la terraza, la fachada de la casa, la acera, e incluso extiende su resplandor hasta la calle adoquinada que adquiere una tonalidad rosa-violeta. Las fachadas de las otras casas de la calle, que se alarga bajo el cielo estrellado, son azul oscuras o violetas; ante ellas se encuentra un árbol verde. Aquí tienes un cuadro nocturno sin negro, sólo con un bello azul, con violeta y verde; y en este ambiente la plaza iluminada se tiñe de un pálido amarillo azufre y verde limón”.

Así describía Van Gogh el famoso café que solía frecuentar en Arlés. En esta obra el artista plasma la terraza del Café de la Place du Forum en Arlés por la noche. El bar y los locales nocturnos eran uno de los temas tópicos de la pintura impresionista y puntillista como lugar de encuentro y de la “vida moderna”.

El pintor se interesa por mostrar con detalle la terraza empleando una pincelada suelta, sin dar minuciosidad pero sin saltarse los detalles. La zona de los adoquines está pintada empleando pequeños toques de pincel en forma de oruga, que caracterizarán buena parte de su obra. Las sombras de la luz de gas son moradas, recordando al impresionismo en sus conceptos lumínicos.

Ahora bien, al tema del reflejo de un instante real en una tranquila noche en una terraza de uno de los cafés más concurridos de la ciudad de Arlés, donde unos clientes disfrutan de una consumición mientras contemplan a los vecinos que pasean,  se le superpone el estilo pictórico empleado donde es primordial la captación de los diferentes matices de la luz artificial. Un farol de gas ilumina la escena y provoca el colorido fantástico: lo iluminado se trasforma en varios tonos de amarillo intenso, mientras que las sombras se transforman en azules, verdes y malvas.

También es la primera pintura en la que utiliza fondos estrellados (más adelante obtendría espectaculares resultados en Noche estrellada sobre el Ródano y en La noche estrellada). Su obsesión por representar la oscuridad de la noche al natural sin utilizar el negro encuentra expresión en un las luminosas estrellas que en el cielo recuerdan más a una margarita que a una estrella. Un cielo azul con flores creando un halo de luz.

En el lienzo el espectador tiene la sensación de caminar por la calle empedrada y dirigirse hacia el café. Nunca Van Gogh transmitió mejor la alegría de una noche de verano.

3 respostes a La terraza del cafe por la noche (Van Gogh, 1888)

  1. Clecira ha dit:

    hi. i agree with your opinion. this post was very well written, and it also contains many useful facts because the author have made it very easy for us to understand. right?http://www.boliche.com.br/email.htm

  2. Pau ha dit:


    La terraza del café junto a sus dos noches estrelladas son mi debilidad. El destello de las estrellas en esos cielos azulados tienen toda la culpa.

  3. […] Foto: blocdejavier.wordpress.com […]

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: