Another year (Mike Leight, 2010)

1 febrer 2013

another-year-pelicula-01

El cine de Leigh lleva años demostrando una madurez quizá inalcanzable para otros cineastas que practican el realismo social británico (Ken Loach, sin ir más lejos) pero cuyo proceso de construcción cinematográfica no es tan sutil con la captación de la trascendencia de la cotidianeidad.

Mike Leigh convierte esta película de personajes y situaciones en un auténtico retrato de las bondades y debilidades humanas, sin caricaturas ni excesos, con emoción pero sin ternurismo. Una obra maestra llena de sensibilidad y sencillez.

Sinopsis: Primavera, verano, otoño e invierno. Familia y amistad. El amor y la calidez. Alegría y tristeza. La esperanza y la desesperación. Compañerismo. La soledad. Un nacimiento. Una muerte. El tiempo pasa… Gerri, terapeuta, y Tom, geólogo, llevan muchos años felizmente casados, aunque les preocupa que su hijo Joe, que es abogado, permanezca soltero. Esta preocupación les impide darse cuenta de hasta qué punto María, una compañera de trabajo de Gerri, depende de su amistad.

another-year-pelicula-02

“La brillante dirección de actores tiene su réplica en unas interpretaciones acertadísimas, con gestos sutiles e ingeniosos, con diálogos rápidos e inteligentes en su elegante ironía. Cada personaje respira frescura y espontaneidad, y una hondura que cautiva a un espectador que engancha unas veces con sus debilidades y sinsabores, y otras con sus ganas de ayudar y de salir adelante. Que todos queramos tener amigos como el matrimonio protagonista o que Katie resulte simpática y atractiva no es difícil, pero que la cargante e histérica Mary se nos haga cercana y afectuosa, eso es algo que está al alcance de pocos… y Leigh y una magistral Lesley Manville lo consiguen” (Julio R. Chico)

“La historia gira en torno a un matrimonio bien avenido y considerablemente feliz, que sirve como catalizador de una serie de seres algo menos afortunados que ellos: pacientes, parientes, compañeros de trabajo, amigos y el hijo de la pareja, van pasando ratos junto a ellos, que son el báculo de quienes les rodean. Su generosidad y la dependencia de los otros son lo único que puede poner en peligro su estabilidad emocional, lograda a base de sobreponerse con una sonrisa a todo lo que la vida les depara.

El director reincide en la técnica basada en preparar con sus actores, con los que ya está acostumbrado a trabajar, los personajes durante varios meses. Improvisan sobre construcciones ya marcadas y, de ahí se escribe un guion, utilizando el material que ha surgido en esas sesiones de ensayo. Esto le sirve a Leigh para extraer interpretaciones excelentes, sumamente cercanas y reales, que despiertan una empatía inmediata y zambullen al espectador en los sentimientos de sus personajes con una identificación plena. Conectar resulta sencillo, ya que entre los personajes casi cualquiera puede reconocer a sus familiares o a los amigos de estos

Divida en las cuatro estaciones del año –rodadas de manera seguida, pero utilizando cuatro tipos distintos de emulsión para simular diferentes climatologías–, la película se construye sobre prolongadas escenas de conversaciones en encuadres cercanos montados en plano contra plano. Hay planos amplios, pero en cámara fija. Emplea el travelling solo en el momento del clímax del film. Una predilección por los jardines y los huertos, a pesar de transcurrir en la ciudad, le permite oxigenar las situaciones que podrían haber resultado agobiantes en espacios cerrados.”  (Beatriz Maldivia)

another-year-pelicula-03

“En su nueva película, Mike Leigh cuenta cómo la gente hace frente al envejecimiento. Los protagonistas son Tom y Gerri, interpretados por Jim Broadbent y Ruth Sheen, una pareja de clase media que ronda los 60. Tienen buenos trabajos y llevan juntos varias décadas. Another Year les sigue durante el transcurso de un año: en primavera, entre sus empleos y el pequeño huerto que mantienen a las afueras del siempre lluvioso Londres, en verano dan una barbacoa, en otoño conocen a la novia de su hijo y en invierno llega la pérdida. Alrededor de su acogedora relación se mueven sus amigos, la excéntrica secretaria Mary (Leslie Manville), traicionada por los años, o el excesivo Ken (Peter Wight), que oculta tras el alcohol la tristeza de una vida de la que solo queda un trabajo que odia.

Another year es casi una película muda, un drama familiar sin violencia, donde algunas de las cosas más importantes que suceden se sobreentienden, nunca se dicen. No es por falta de diálogos, es porque aparentemente nada emocionante ocurre a excepción de un cúmulo de pequeñas escenas en las que afloran alegrías y desastres comunes de la vida cotidiana. Sin embargo, las emociones que fluyen son fuertes y profundas porque reflejan cosas que a todos nos importan: los padres y los hijos, la relación de la pareja o una vida vivida sola, la enfermedad y la muerte, preocuparse los unos de los otros.

Las estaciones del año, que Leigh envuelve en escenas melancólicas, son el verdadero generador del ritmo de esta historia, las mensajeras del paso implacable del tiempo. Another Year es un relato brillante, ágil e inteligente, que nos habla sobre la edad y el transcurso del tiempo sin caer en el kitsch o los clichés habituales”   http://babel36.wordpress.com/?s=another+year


%d bloggers like this: