luces de madrugada

ventanas iluminadas-polybernatene-baja

Se acaba de encender
una ventana
en el edificio de enfrente.

Ha sido como un breve fogonazo,
como un pequeño flash.

Un niño de meses
—piensas—,
o la próstata de un viejo,
o algún insomne aburrido como tú,
o alguien que llega demasiado alegre…
Por último
se abre paso
la llamada de teléfono, esa
que parte siempre la madrugada
en dos,
y a veces la vida también.

Autor: Karmelo C. Iribarren

3 Responses to luces de madrugada

  1. mafalja ha dit:

    Has sabido, con pocas palabras, transmitir una madrugada de esas que ¡¡ duran y duran ¡¡ que el insomnio, nos da un tiempo de regalo, para gastar como queramos, o podamos.

  2. blocdejavier ha dit:

    “como queramos, o podamos”; es más frecuente lo segundo que lo primero. El mérito no es mio; el poema es de Karmelo C. Iribarren, poeta vasco que en este blog es un asiduo que te invito a compartir. También te invito en http://fragmentsdevida.wordpress.com/ a combinar imágenes y reflexiones. Me hará ilusión “verte” alguna otra vez.

  3. Pau ha dit:


    “y a veces también la vida”

%d bloggers like this: