Experimento con un pájaro en una bomba neumática (Wright, 1768)

Wright - experimento con un pájaro en una bomba neumática (1768)

“En cuestiones de ciencia, la autoridad de mil no vale lo que el humilde razonamiento de un solo individuo”  

(Galileo Galilei)

Joseph Wright (1734-1797) fue un pintor inglés considerado el primer pintor que expresó a través de su pintura el auge industrial y los avances científicos del siglo XVIII.

En Experimento con un pájaro en una bomba de aire (1768) ejecuta una obra magistral que combina virtuosismo técnico, placer visual y una gran envergadura intelectual. Forma parte de una serie de escenas iluminadas con velas y simboliza las esperanzas y temores de la época e invita a meditar sobre los cambios que provocaron los descubrimientos científicos.  Representa a un filósofo natural (precursor del científico moderno) recreando uno de los experimentos con bomba de aire de Robert Boyle en el que un pájaro se ve privado de oxígeno y es observado por un variado grupo de espectadores; éstos muestran diversas reacciones, pero en la mayor parte de los miembros la curiosidad científica supera a la preocupación por el pájaro.

Así, tenemos al lado de él a una pareja de enamorados elegantemente vestidos que parecen más interesados en contemplarse que en seguir los estertores de la cacatúa. Permanecen indiferentes al experimento y a las cuestiones científicas y morales que suscita. Enfrente un hombre fascinado cronometra atentamente el proceso mientras a su lado un niño se retuerce buscando el mejor ángulo de visión. Ambas figuras representan el vivo entusiasmo por los avances de la ciencia. Al otro lado del científico, un hombre relata a sus hijas el experimento mientras una de ellas se tapa los ojos llorando y la otra mira entre apenada y curiosa. Otro personaje asiste al experimento, seguramente un pensador o filósofo a juzgar por el gesto y la postura adoptada. Medita y nos recuerda que la ciencia puede servir tanto al bien como al mal, algo que sin duda confirma la historia. También asiste a la reunión un muchacho que está subiendo o bajando – seguramente subiendo porque la cacatúa no parece que vaya a salir muy bien parada del experimento – la jaula de la cacatúa.

El científico tiene un cierto aire de hechicero; los cabellos sueltos y una larga túnica. Tiene el rostro parcialmente iluminado, como si permaneciera su saber en penumbras.  Dirige su mirada directamente al espectador, mirándole fijamente a los ojos y con una mano extendida parece interrogarnos ¿Abro la válvula para que entre aire o dejo morir al pájaro? Usted decide.  

Un detalle a comentar es el de la luna llena que asoma entre las nubes y que se divisa a través del ventanal situado en el extremo derecho del cuadro. Es probable que con su presencia se aluda a una sociedad de científicos, la Soledad Lunar,  que se reunía todos los meses para debatir cuestiones científicas de actualidad y realizar experimentos con luna llena a fin de facilitar el regreso a sus casas de sus participantes una vez finalizado el cónclave científico gracias a la luz de la luna.

One Response to Experimento con un pájaro en una bomba neumática (Wright, 1768)

  1. Una pintura realmente sorprendente en la que cada personaje refleja en el rostro un millón de pensamientos y sensaciones. Un saludo!

%d bloggers like this: