casa de misericordia

franquismoEl padre fusilado.
O, como dice el juez, ejecutado.
La madre, ahora, la miseria, el hambre,
la instancia que le escribe alguien a máquina:
Saludo al Vencedor, Segundo Año Triunfal,
Solicito a Vuecencia poder dejar mis hijos
en esta Casa de Misericordia.

El frío del mañana está en la instancia.
Hospicios y orfanatos fueron duros,
pero más dura era la intemperie.
La verdadera caridad da miedo.
Igual que la poesía: un buen poema,
por más bello que sea, será cruel.
No hay nada más. La poesía es hoy
la última casa de misericordia.

Autor: Joan Margarit

2 respostes a casa de misericordia

  1. Xènia Roca escrigué:

    El poema tan precioso como cierto, pero la Foto es digna del museo de los errores.

  2. blocdejavier escrigué:

    Sinceramente creo que la ilustración es una elección muy acertada; la infancia en aquellos hospicios, en aquel tiempo de miseria se me antoja como estos niños que no se sabe si saludan atemorizados a un caudillo o, simplemente, están castigados cara la pared. Error no, horror.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: