el día feliz (Sorolla, 1892)

Sorolla - el día feliz (1892)
“El día feliz” está protagonizado por una niña vestida de primera comunión que recibe la bendición de su abuelo en uno de los barracones de la playa del Cabañal.

El tema la primera comunión de la hija de unos pobres pescadores, tiene mucho que ver con una visión romántica, teñida de un cierto idealismo amable y melodramático. No son campesinos embrutecidos por el trabajo agotador, ni picapedreros emigrantes o lavanderas, personajes todos ellos tan característicos del realismo social (Coubert, Daumier). Se trata de un realismo testimonial, a lo Millet, que pintaba rústicos campesinos captados en sus faenas cotidianas, con lirismo e ingenuidad sin proyectar la verdadera realidad de las clases trabajadoras.

Lo que para cualquier artista especializado en el género hubiera servido para denunciar las condiciones miserables de la clase trabajadora  para Sorolla se transforma en un canto a la condición noble de los más pobres presentando a sus protagonistas con ropas humildes pero aseadas, mostrando tan sólo en sus expresiones, un leve gesto de triste melancolía, que parece ser callada sobre la desdichada condición de su suerte.

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: