La resurrección de Cristo (El Greco, 1604)

El Greco - la resurrección de Cristo (1604)El rojo es tu color, divino Cristo.
Vestido en carmesí tu Expolio santo,
y fuego abriendo el cielo fue tu manto
tan duro y laminado como esquisto.

Los Hombres ya no creen ni lo que han visto,
soldados presos todos del espanto.
Tu Gloria ha cercenado hasta su llanto,
Traslúcido y Desnudo, Vivo Cristo.

Fulgor, fulgor que absorbe el universo,
lanzando hacia la nada la armadura,
vertiendo todo cuerpo por los suelos.

Tu carne blanquecina es puro verso,
el rayo convirtiéndose en figura.
Ya asciendes renacido hacia los cielos.

Autor: Guillermo Arróniz López

En “La resurrección de Cristo” (El Greco, 1604) se muestra el momento en el que Jesús resucita de entre los muertos, presentándose ante los sorprendidos soldados que habían puesto como guardia para que los discípulos no robaran su cuerpo. En el Evangelio de san Mateo se describe someramente la escena: los soldados vigilaban el sepulcro donde había sido enterrado Jesús. Tras la aparición de un ángel que hizo rodar la piedra que cerraba la tumba, tan gran espanto tuvieron los guardias que sobresaltados quedaron como muertos.

Dios es percibido como una potente luz que primero deslumbra,  luego asombra y finalmente se asume como acontecimiento dichoso que se recibe de forma entusiasta.

En esta obra pueden apreciarse las características del estilo de El Greco: figuras alargadas, colores chillones y antinaturales, que hicieron que generaciones posteriores criticaran sus cuadros y que, en cambio, llegado el siglo XX fuese aplaudido por su modernidad.

El Greco resolvió de manera especialmente brillante el pie forzado que este formato estrecho y alargado representaba, tanto por la inclusión de las figuras como por la necesidad de crear dos planos espaciales. Encastró a los guardianes del sepulcro en un caótico apiñamiento y anuló deliberadamente las referencias espaciales convencionales. Todo el conjunto del retablo madrileño participa de una original ruptura naturalista. Es una puntura que emana una  enorme energía basada en la retórica del exceso.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: