Oratio amatoria

Henry Scott - calor al mediodía (1905)
Fueron dos o tres tardes de verano. Y esa noche
la primera casa prestada que recuerdo.
Si alguien me hubiese dicho entonces si te amaba,
¿qué habría contestado? Quería tus ojos negros,
el río oscuro y casi niño de tu hermoso cuerpo…

Otro año después, era casi el otoño. Un calor
opaco y dorado con sabor de merienda…
Y otra casa prestada a la hora de la siesta.
¿Te amaba? Me incendiaban tus ojos de africana
luna, y tu piel que enseñaba a mis manos delicia.
Y me acuerdo también de tu postura aquella,
y del fruto pequeño, escondido; y tu risa…
Te besaba. Yo hubiera querido allí morir contigo.

Pasó tiempo de nuevo. Y la casa prestada era
al menos la quinta. Yo te bañé de noche
y te unté de colonia (era invierno) y tus ojos
inmensos me querían. Hablábamos. Me contaste (y vi)
lo de las purgaciones. ¿Era el amor aquello?
Un nombre que sentaba muy bien a tu belleza.

Estés donde estés. Te suceda lo que te suceda,
yo te deseo el bien mayor, la bondad
imposible en este mundo. Te deseo el antiguo
verano y su agua dulce. El oro que mereces,
un bonancible viaje, y el amor que sé ya
(inútilmente ahora) que entonces te tenía.

Autor: Luis Antonio de Villena

En “calor al mediodía” (Scott, 1905) hay dos jóvenes en la playa, uno acostado boca arriba con pantalón holgado de algodón blanco. A su lado, un joven desnudo mirándolo a los ojos. La pintura es ambigua, pues se puede interpretar tanto como algo inocente o como algo cargado de sugerencias sexuales. Es aparentemente una pintura de dos jóvenes que disfrutan del sol y sostienen una amistosa conversación; igualmente posible, se puede suponer que la relación de los dos chicos es mucho más íntima, quizá más física.

Henry Scott es el pintor del candor y la luz. En vez de escandalizar la moral victoriana, sus pinturas se consideraron celebraciones inocentes e ingenuas de la alegría y el placer de la juventud, incorporando todo lo puro e inmaculado. Pintaba a los jóvenes desnudos, delicados y saludables en actividades al aire libre; nadando, zambulléndose o remando bajo un cielo de una intensidad mediterránea.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: