mujeres con sacos de carbón (Van Gogh, 1882)

Van Gogh - mujeres con sacos de carbón (1882)

…”Estos últimos días era curioso ver por la tarde sobre la nieve blanca, a la hora del crepúsculo, a los obreros de las minas que volvían a sus casas. Estas gentes están todas negras cuando salen de las oscuras minas a la luz del día, tienen aspecto de desollinadores. Sus casas son más bien pequeñas, podría decirse que son chozas, a lo largo de los caminos profundos y en los bosques y sobre las laderas de las colinas. Aquí y allá se ven aún techos cubiertos de musgo y por las noches las ventanas de los pequeños vidrios arrojan una claridad amable. “

Van Gogh vivió su vida de acuerdo a sus sentimientos, expresándolos no sólo en lo cotidiano sino también en sus obras, que desbordaban de pasión por la vida, amor por el prójimo.

Los grandes pesares de Van Gogh comienzan durante su estancia en La Borinage, Bélgica, trabajando como una especie de misionero y pastor; etapa que significó un estigma que nunca abandonó su memoria.

En 1879, Van Gogh marchó al Borinage, una región minera de Bélgica donde los trabajadores vivían en condiciones miserables. Impulsado por una fuerte vocación religiosa, había logrado que le dieran un cargo de seis meses en la Escuela Evangelista de Bruselas, pero, por causa de un celo que rozaba el fanatismo, no se le renovó su mandato.

El pintor, obsesionado en convertirse en pastor, vivió entre los humildes trabajadores de las minas de carbón de La Borinage, para sentir lo que ellos sentían. Fue allí que empezó a dibujar sus primeros bocetos reflejando la sufrida subsistencia de los mineros. Sin lugar a dudas el tiempo que vivió entre los mineros significó un vuelco en su vida, ya que no sólo descubre el dibujo sino que, además, ante la impotencia de no poder hacer nada por erradicar su miseria, se decepciona de la religión y su dios por abandonar, tanto a los mineros y sus familias como a él en su misión.

Las mujeres, encorvadas, vestidas de negro riguroso caminan apesadumbradas portando pesados sacos de hollín. No puede distinguirse ninguno de los rostros de estas mujeres castigadas por la dureza de una existencia en el límite de lo humano. El cielo está levemente oscurecido y unos cuervos sobrevuelan el camino por el que estas mujeres deambulan con gran pesar e infinita tristeza.

Sin duda, esta obra muestra la intensidad del que ha asistido personalmente a estas escenas.

Van Gogh - recolectores de leña en la nieve (1884)
En el otoño de 1884 Van Gogh retomará la temática de campesinos relacionándose con Millet, artista por el que sentía profunda admiración. Vincent desea transmitir al espectador la dureza de las labores rurales, de la misma manera que había ejecutado la serie de tejedores y en la región minera de Bélgica.

Una familia transporta la leña recogida entre la nieve para poder sobrellevar las duras temperaturas del próximo invierno. Las cuatro figuras se afanan en su labor mientras al fondo el disco anaranjado del sol se pierde tras el horizonte. El cielo grisáceo preludia una nueva nevada, contrastando con la blancura de los campos nevados. Pequeños arbustos crecen al borde del camino, zona en la que la nieve pisoteada por los transeúntes se convierte en más oscura.

Una resposta a mujeres con sacos de carbón (Van Gogh, 1882)

  1. Oscar diaz escrigué:

    Excelente, quisiera saber mas de esas minas y ver mas cuadros de Vincent, reflejando esa dura vida.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: