alma de batracio

Van Gogh - el puente de Langlois en Arles (1888)
Intento calmar la locura
pero adolezco de puentes
desde donde suicidarme.
Tanteo el callejón obscuro
y se me derrama el destino.
Agoto los espacios,
declaro desierta la infancia,
me empecino en volver al agua,
líquido materno que me acogió,
no en vano
tengo alma de batracio.

Autor: Luis Vea

Ilustración: Van Gogh, “el puente de Langlois en Arles” (1888)

One Response to alma de batracio

  1. Anònim ha dit:

    Bueno Luís, tu empeñado een marear a los incultos como yo….jajaja!. No tenía ni puñetera idea de que era un “batracio”. Gracias a los diccionarios ahora ya lo sé….una simple ranita o un anfibio…jeje!.- Bueno, nada…., si no puedo venir que todo vaya muy bien. Besos: Eduard

%d bloggers like this: