suicidas

Otto Dix - el suicida (1922)
Hay suicidas que no aman la muerte,
que sólo la quieren como amiga.
Se abren las muñecas sin llegar a la vena,
se disparan con mala puntería,
se tiran de pie desde un segundo piso,
y fuman mucho pero sin quitar el filtro.

Hay suicidas que no quieren morirse,
que temen el fin como temen la vida,
que tienen seguro médico,
que preservan sus penes
en látex sensible.
Que se asustan de un trueno
aunque vistan de negro.

Hay suicidas con buenas cartas
que fingen que pierden
(un extraño farol a la baja).
Se atan el cinturón,
se lavan las manos,
miran al cruzar,
cuentan las calorías,
escriben poemas
y después los recitan.

Autor: Tomeu Ripoll

Ilustración: Otto Dix, “el suicida” (1922)

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: