Alabama Monroe -The broken circle breakdown- (Felix van Groeningen, 2012)

alabama monroe 01
Sinopsis: Narra la historia de amor entre Elise y Didier. Ella tiene una tienda de tatuajes, él toca el banjo en una banda. Es amor a primera vista, a pesar de sus diferencias. Él habla, ella escucha. Él es ateo y un ingenuo romántico. Ella tiene una cruz tatuada en el cuello, y los pies en el suelo. Su felicidad se completa con el nacimiento de la pequeña Maybelle. Pero la niña enferma a los seis años y el mundo de la pareja se tambalea. La lucha por la vida de la hija lo centrará todo.

El cineasta Felix van Groeningen construye un fascinante retrato sobre el mundo de la pareja, el dolor y la alegría siempre perecedera.

Dos son los elementos que el cineasta utiliza para una historia repleta de pequeñas historias: los constantes saltos temporales (que en ningún momento transmiten confusión al espectador) y la música country como expresión de libertad, goce y dolor. Porque hay otro elemento determinante en el desarrollo de esta película: el cáncer. La idolatría que el músico protagonista siente hacia Estados Unidos se desvanece cuando contempla en la televisión un discurso de George Bush Jr. contra la investigación con células madre.

El realizador apuesta por una narración fracturada en dos líneas temporales que se entremezclan constantemente. Pasado y presente se funden de manera natural y fluida. Contada de manera lineal acabaría enfocándose inevitablemente en los aspectos más dramáticos, limitando la potencia del relato. Una película son extractos de vida, y ésta va unida a los recuerdos, a menudo un modo de escapar de la realidad. Van Groeningen juega con el montaje para aliviar a sus personajes y a los espectadores, recuperando destellos de alegría en los peores momentos, el buen humor y la química de una pareja cuyo amor ha quedado marcado por la tristeza y la desesperación.

alabama monroe 02
Fundamentales para el impacto emocional del film son la música, cuyos temas acompañan maravillosamente los altibajos de la historia, y la labor de los actores, que cantan, bailan y viven sus personajes.

Cuando la música suena, sobre todo durante los conciertos de la banda de la que forman parte los protagonistas, es cuando Alabama Monroe alcanza sus cotas más altas. Las interpretaciones son excelentes, un placer para los oídos, pero además están rodadas con tantísimo sentido y precisión que muchas veces son más útiles para explicar el estado de ánimo de los protagonistas que algunas de las escenas dedicadas a ello.

alabama monroe 03Pero más allá de los conciertos, que además sirven para contar casi en silencio una pequeña historia de éxito de la banda (mirad donde empiezan y donde acaban tocando), la música como forma de vida es uno de los grandes temas que se tocan. La música como vehículo de expresión, como manera de expresarse en los momentos más importantes mucho mejor que con palabras. En todo esto Alabama Monroe tiene una altura indiscutible.

Alabama Monroe es melancólica, dura y, a su manera, hermosa. Cuenta a su favor con una exquisita banda sonora y unos intérpretes que se dejan la piel y el alma en la pantalla. Es inteligente en el montaje, conduciendo la historia con enorme habilidad, y la fotografía captura de forma impecable la esencia de la película, a medio camino entre la fábula trágica y el realismo descarnado. Algunos críticos puede que le acusen -no sin razón- de sentimental. Podéis alegar -con toda la razón- que “Alabama Monroe” es una de las películas más devastadoras que veréis en años, y aun así se despide uno de ella con una sonrisa en los labios.

alabama monroe 04

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: