mi hija también

Alexey Zaycev
Mi hija también,
debe fugarse de mi pecera
y sumergirse en el océano
oscuro de la noche.

Fabricar malabares
con la mágica ternura del sexo,
bailar las horas
que su cortejo precise.

Mentir felicidades
y fingir decepciones,
mientras agoniza de amor
muriendo en silencio.

Debe conocer ángeles de fuego
con zarpas diabólicas.
Quemarse entre las olas
de caricias impertinentes.

Rendirse ante las fuerzas
que nos multiplican.

¿Cuánta tortura
genera su libertad?
Dejar de protegerla
para que sepa que la quiero.

Solo seré espectador
de sus días.
Las muñecas morirán de orfandad
en su habitación caduca.

Yo restaré
orgullosamente olvidado,
entre la locura de su ausencia
y los cimientos de su recuerdo.

Ella se desvanecerá
entre los dedos.

Yo sonreiré o lloraré
como la Gioconda.
Extraviado entre
el placer de consumar
una obra maestra
y el dolor de perderla.

Autor: Tomeu Ripoll

Ilustración de Alexey Zaycev

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: