dibujar en las paredes del útero

10437618_826051707432025_4659053040295007594_n
Se han apagado las luces de los vecinos
no se escuchan las disputas del matrimonio del quinto
ni los gemidos de la pareja del tercero
ni siquiera el sollozo de la anciana solitaria,

me abrazo,
en un silencio triste,
a una ausencia que olvidé durante el día,

bajo la certeza inexpugnable
de que nada cambiara
en los años venideros,
que el futuro
es una caricatura
estúpida y sin sentido
del pasado
que se mantendrá
durante lustros.

La misma desilusión
que experimentaba
cuando todavía no nacido,
en un refugio
húmedo y cálido
esponjoso y tierno,
anhelaba sin saberlo
mantenerme
indefinidamente
escondido
en aquella casa,
pintando las paredes
del útero de mi madre
como si estuviera
en una cueva de Altamira
y fuera el primer pintor anónimo.

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “La casa del silencio” (ISBN 978-84-9095-522-2)

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: