responsabilidad penal

septimo sello - Bergman

Disculpo,

A la niña malcriada que me negó el primer beso y luego amo a todos los chicos del vecindario.
A la familia que te acepta siempre sin comprenderte nunca.
A los obreros que boicotearon la huelga trabajando a destajo por las noches y a escondidas.
A las amantes que me fueron infieles durante años.

Exculpo,

A los amigos que me delataron en confesiones arrancadas con tormento por los militares.
Al patrón que te despide sin motivo después de explotarte durante años con saña.
A los camaradas que desatendieron sus sueños sin alcanzarlos ni una sola vez.
A mis mujeres, cansadas de mis medias verdades y mis muchas mentiras.

Nada te reprocho
A ti

que ni fuiste ni quisiste
que asumiste la derrota sin apenas batallar
que ganaste alguna vez con cambalache y malas artes
que te pareces demasiado a mí, sin aceptar ser yo.

No perdono
A la Muerte,

a la furcia que arrebata la vida
a una joven de ojos verdes
a la que asisto impotente
mientras su verdugo
acuna entre los brazos
un muñeco de trapo
sucio viejo y triste
que le ha robado a la niña antes de fenecer.

Condeno a la Muerte
a la pena capital.

Autor: Javier Solé

Fotograma de “El séptimo sello” (Igmar Bergman, 1957)

Del libro de poemas “La casa del silencio” (ISBN 978-84-9095-522-2)

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: