la bata rosa (Sorolla, 1896)

Sorolla - la bata rosa (1916)
La bata rosa o Después del baño, es la obra culminante del denominado de tema de playa y costumbrismo marinero del pintor.
La escena refleja una escena cotidiana dentro de una caseta cerca de la orilla de la playa. Una mujer mayor ayuda a otra más joven a quitarse su bata de baño aún mojada. Las siluetas de las mujeres recortadas a contraluz, los pliegues de sus ropas que recuerdan los paños mojados de las esculturas griegas y los cuerpos de rotundas formas en una pose que trae a la memoria las figuras de las Tres Gracias, confieren al trabajo la dignidad de una obra de la Grecia Clásica.

La bañista adopta una postura de inspiración helénica; su pelo delicadamente recogido en la nuca, su figura voluptuosa, la sinuosa túnica que la cubre dejando al descubierto el dorso de los pies…

Sorolla consigue que el sol se filtre entre las cañas, produciendo unos efectos magistrales de color en el tejido color salmón.

La luz que todo lo inunda entra del exterior entre el cañizo, por las aberturas del techo, se filtra entre las telas, se refleja en las túnicas blancas e ilumina el cobertizo y a las mujeres en todas sus modalidades. Contraluz, luz reflejada, directa, filtrada, natural, todas las variantes de la luz son plasmadas por Sorolla en este lienzo a base de brochazos rápidos, certeros y fugaces que parecen querer retener la efímera luminosidad del momento.

Por el pequeño resquicio que deja el cañizo en el margen izquierdo del lienzo vemos, levemente el paisaje playero y percibimos la frescura de la brisa que agita el toldo.

Sorolla - saliendo del baño (1915)
Un año antes, pintado en Valencia durante el mes de junio del 1915, “Saliendo del baño” aporta una luz característica de la mañana más fría y azulada. El tema recogido es muy frecuente entre los lienzos de playa, de los que el pintor hace numeroso versiones porque tuvieron muy buena acogida por el público y la crítica.

En primer plano y ocupando casi por completo la composición aparece una mujer casi de cuerpo entero que sostiene en sus brazos a un niño recién salido del agua y envuelto en una tela blanca.

En el fondo de la pintura y a excepción de una pequeña franja superior de cielo y otra inferior de arena, el protagonista absoluto es el mar. En la obra predominan brillantes tonos blanco-azulados que han sido aplicados con una pincelada cargada, ágil y suelta que nos evoca la clara luz de la mañana valenciana.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: