37,6 (Tulia Guisado, 2015)

“Nunca hubo un día más largo,
ni una noche más oscura.
Temblaban los pájaros en las azoteas
y los gorriones cerraron sus picos
cuando llegó el alba. Silencio

(Tulia Guisado, fragmento del poema “Muerte”)

37,6 tuliaEditado por Legados Ediciones Nerwriters, la frontera entre la sanación y la enfermedad son unas pocas décimas de un termómetro hospitalario.

Lo he pensado varias veces y no sé si el libro de Tulia contiene un único poema fragmentado de manera coherente o es una figura poliédrica que aborda en diferentes poemas el mismo tema. Creo, honestamente, que lo primero se aproxima más a esta exposición desnuda del dolor pero encuentro virtudes adicionales en la posterior segmentación de la autora que facilita al lector ocasional una manera más cómoda de afrontar el descenso al infierno al que se le invita. Los hombres malos agradecerán poder acotar la lectura y digerirla sin que llegue afectarles lo más mínimo; en general hay gente que pasa por las desgracias ajenas como de puntillas, bajo un manto que censura a los seres aquejados por la enfermedad. De puntillas o evitándolos, o todavía peor, criticando su falta de acoplamiento a la existencia.

Sorprende gratamente en el libro de Tulia que ha sabido eludir una narrativa sentimental pero también ha evitado el recurso a una poética oscura, pretenciosa filosóficamente, con la elaboración de metáforas más propias de un estilo gótico.

El estilo es brillante y directo, con una riqueza exquisita en la claridad y la profundidad. Y, el mayor logro, permitirnos participar de este dolor tan bien expuesto, tan físico a la par que psíquico;  sucumbimos entre el respeto a la mujer herida y la admiración a la poeta lúcida. En varias ocasiones la poeta-mujer-madre repetirá, como un leit motiv “No hay palabras. Esto no son palabras.” Es, sin duda, una forma poner de manifiesto la impotencia para verbalizar el drama y es, también, una renuncia o una declaración de la incapacidad del lenguaje para aprenhender la magnitud del dolor. Y la forma más sencilla, contundente y completa de expresarlo, de ahí la sabiduría y grandeza de la poesía de Tulia.

Además, cosa infrecuente, Alfredo Piquer y Federico Delgado nos obsequian con un prólogo y un epílogo, respectivamente, que están “casi” a la altura del texto de Tulia. En este casi no deben ver un desmérito, al contrario. Tulia es mucho Tulia.

De la hondura literaria de Tulia darán cuenta poemarios posteriores que serán igual de buenos que éste. De la hondura humana vamos ya sobrados con esta primera entrega.

Finalmente unas palabras de Santos Domínguez que resumen mejor que yo este libro: Con una intensidad emocional casi insoportable y una expresión desbordada hasta el límite de la pesadilla febril y de la irracionalidad, Tulia Guisado completa en 37’6, desde ese texto inicial al que lo cierra, un poema-libro articulado -desgarrado convendría quizá más- en veintinueve partes, pero escrito a borbotones de sangre y de palabras”.

Interesados en adquirir el libro:

http://legadosediciones.blogspot.com.es/2015/04/376-tulia-guisado.html

2 respostes a 37,6 (Tulia Guisado, 2015)

  1. […] El bloguero, editor y poeta Francisco Javier Solé Ribas ha publicado una emocionante reseña de 37’6. Podéis leerlo aquí: […]

  2. […] El bloguero, editor y poeta Francisco Javier Solé Ribas ha publicado una intensa reseña de 37’6. Podéis leerlo aquí: […]

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: