madre (Sorolla, 1895)

25 Desembre 2015

Sorolla - Madre (1895)
“Dicen que el alma no existe
pero cuando veo las marcas
que has dejado en la mía
sé que existe”

Henrik Norbrandt

“… només és teu el que has donat” 

(Frances Garriga)

Esta pintura es uno de las más bellas y misteriosas de Sorolla.

Para conmemorar el nacimiento de su hija pequeña, Elena, Sorolla pintó este lienzo, aunque el pintor no empleó a su hija como modelo, sino a una prima que acababa de nacer. La modelo de la mujer sí es Clotilde, la esposa del pintor, descansando con la pequeña en un amplio lecho dominado por las tonalidades blancas, emergiendo de la cama las dos cabezas. La de la mujer se presenta aún azulada por el esfuerzo del parto mientras que la de la pequeña se muestra sonrosada. La cama está recortada ante un muro de color gris, eliminando cualquier referencia espacial concreta como muebles o figuras, insinuando ambos cuerpos a través de las tonalidades empleadas, especialmente el blanco.

Sorolla ha creado una escena cargada de ternura y delicadeza. La mitrada del marido-padre y la del pintor van en una misma dirección: el mundo entero desaparece ante la intimidad del momento.


%d bloggers like this: