la herencia

Johan Hendrik Weissenbruch - Cellar interior
Me enseñó los secretos del arte
culinario:
como batir la clara para que suba,
qué hacer para que no pique en los ojos
la cebolla,
la sal y la levadura en armonía
combinadas, las tazas de azúcar
por persona y el punto exacto
del aceite.
Ésa fue su herencia:
pesos, medidas, proporciones,
tiempos de cocción, trucos y
recetas de cocina.
No hablamos mucho más
ella y yo todos esos años
en los que estuvimos juntas.
Si esperaba otra cosa,
nada hubo. Ninguna señal
de aprobación o ni tan siquiera
de reproche.
La nuestra fue, como muchas,
una historia de silencios.
Todas las palabras no dichas
se quedaron allí, hirviendo
a fuego lento.

Autor: Berta Piñán

Ilustración de Johan Hendrik Weissenbruch

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: