el prestidigitador

6 Mai 2016

Botero - madre e hijo (2000)
Era del tiempo de mis abuelos.
El general, el prestidigitador.
Tenía artritis. En las manos.
Y   le dolían.
Le dolían como un hijo a una madre.
Las manos.
Porque las tenía llenas de cadáveres.
El general, el prestidigitador.
Y   ya no podía hacerlos

desaparecer.

Autor: David González, de “Los 43. Poetas por Ayotzinapa” (México, 2015).

Ilustración: Botero, “Madre e hijo” (2000)


%d bloggers like this: