al cabo

Akseli Gallen-Kallela - La madre de Lemminkäinen (1897)
Al cabo, son muy pocas las palabras
que de verdad nos duelen, y muy pocas
las que consiguen alegrar el alma.
Y son también muy pocas las personas
que mueven nuestro corazón, y menos
aún las que lo mueven mucho tiempo.
Al cabo, son poquísimas las cosas
que de verdad importan en la vida:
poder querer a alguien, que nos quieran
y no morir después que nuestros hijos.

Autor: Amalia Bautista

Ilustración: Akseli Gallen-Kallela, “La madre de Lemminkäinen” (1897)

En “La madre de Lemminkäinen” (1897) se recurre a las leyendas finlandesas para representar una historia de amor materno. El caprichoso Lemminkäinen es rescatado del río de Tuonela, el río de la muerte, por su madre y devuelto a la vida con la ayuda de una pequeña abeja.

La escena muestra el instante cuando la madre saca del río a su hijo, pero todavía no es traído a la vida. El cuadro está lleno de símbolos de muerte y señales de desesperación materna, como pueden ser el omnipresente color negro del río con un Cisne en él junto a los rayos dorados, las flores de la muerte, las rocas cubiertas con un rojo sangre y el cuerpo petrificado que evoca la mortalidad con un cadáver en el que se ven los huesos de su tórax. El “toque” de realismo lo crea el pintor usando su propia madre como modelo en la escena, la expresión de profunda tristeza la logró (según palabras del propio Gallen-Kallela) al decirle, a su madre, palabras melancólicas y agresivas para poder lograr la atmósfera adecuada.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: