el tiempo expirado

Ary Scheffer - The Death of Gericault (1824)

A Esther, afrontar el futuro nunca es fácil.

Este poema lo escribí una tarde de diciembre en el bar enfrente del Hospital de Sant Pau, mientras vosotras bailabais felices en el Guinardo. Nunca imaginé que sería para ti.

Si sabes,
así te lo dijo el doctor,
que la salud otorga
una libertad
de la que un día carecerás
¿no será entonces prudente ahora
vivir una vida
que no cargue en exceso
con
placeres reprimidos
resentimientos violentos
elecciones aplazadas
lamentos vanos
sueños incumplidos
amarguras sangrantes?

La felicidad es la tierra
que cobijará tu flota
de la tormenta.

No pierdas el tiempo en
trabajos estériles
relaciones vacuas
amores yermos
vive una vida equidistante
de la mediocridad y de la heroicidad
despliega las velas
fija el rumbo de la nave
en esa incierta tierra
fondea en puertos amigos
bajo noches estrelladas
sin vivir la vida que otros esperan
leal con todos.

Recuerda
que en cuidados paliativos
dijo la enfermera
que la utopía que no se ha soñado nunca
te acosa obstinadamente
incluso después de muerto.

Autor: Javier Solé

Ilustración: Ary Scheffer, “The Death of Gericault” (1824)

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: