escaleras

Pasillo
Qué pronto has cruzado la vida de los otros
y te has instalado en la noche,
que te pertenece de manera inapelable.
Después de tomar café
en las escaleras de tu casa
encuentras a un hombre llorando.
Te mira entre lágrimas
y te da los buenos días
o las buenas noches
qué más da,
él siempre está a todas horas
en esa escalera,
siempre
y llora inconsolable.

Autor: Tomás Rivero

Fuente original:

http://foliosgrapados.blogspot.com.es/2016/04/escaleras.html

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: