familia de arlequín (Picasso, 1905)

picasso-familia-de-arlequin-1905
Hay quienes a la luz del momento vital de Picasso interpretan La familia de Arlequín como una de las muchas variantes que el pintor malagueño hizo en esa época y donde aludiría a una ilusión paternal no consumada. En esta pintura, el padre no es testigo de la relación entre madre e hijo, las “maternidades” dejan paso a las “paternidades”.

picasso-familia-de-arlequin-gouahe-tinta-y-cartonLa temática viene a reiterarse y siempre representadas estas paternidades por delgados arlequines de alegres mallas y oscuros bicornios, sosteniendo en sus brazos al bebé, el cual ha recibido de los brazos de la propia madre, si quiere verse la curiosa secuencia de la que el pintor nos da pista en sus gouaches sobre papel y cartón. Una vez en sus brazos observa como la madre, desnuda, se asea tomando el agua fría de una palangana.

La pasividad del padre voyeur obtiene ahora el cariz de plena participación, convirtiéndose el niño en trofeo de legitimación paternal, negado a Picasso en la vida real.

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: