a mis perros

briton-riviere-fidelidad-1869
Suerte que tengo mala memoria
y olvido los agravios.
Suerte que tengo tan poco que perdonar,
suerte que he podido olvidar
que un día estuve tan triste
que me quise morir de pena
y suerte que entonces
saltaste sobre mis piernas
te acomodaste en ellas
y me ofreciste tu lomo
para que notara en él el latido de la vida.

Autor Begoña Abad

Ilustración: Briton Riviere, “fidelidad” (1869)

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: