madera

6 Març 2017

andrew-wyeth-el-roble-1948
Venía cuando niño
con mi padre
a este rincón del bosque.

¿Quién dijo que el pasado ya no vuelve?

Es por la cicatriz que recuerdo el cuchillo.
Es por el ataúd que comprendo quién soy.

A cada instante existo un poco menos.

¿Cuál de vosotros
árboles
será sacrificado
para qué no esté solo bajo la tierra dura?

El cadáver de un pájaro no se pudre en el aire.
Y el momento se acerca:

No quiero arrepentirme nunca más.

Autor: Josep M. Rodríguez

Ilustración: Andrew Wyeth, “el roble” (1948)


%d bloggers like this: