lavabo y espejo (Antonio López, 1967)

19 Mai 2017

antonio-lopez-lavabo-y-espejo-1967
“Lavabo y espejo” (1967) es la pintura hiperrealista de Antonio López más conocida. Esn su furor realista ha conseguido una obra donde el enigma y el misterio nace de lña propia representación de la realidad.

Aunque más que un cuadro parece una fotografía, están representados todos los objetos con un realismo extraordinario. Es una imagen objetiva, completa, refleja todos los detalles. El cuadro representa un interior, con mucha luz, con motivos y objetos que recuerdan otra época. El pintor reproduce lo próximo, sus objetos cotidianos, y la pintura los devuelve, pasados los años como reflejo de una época y de un modo de vivir.

Un frasco de colonia, una barra de labios, varios peines, una cuchilla de afeitar, tijeras, una brocha, jabón dentífrico, esmalte de unas, dos cepillos de dientes. Todos objetos personales para el aseo junto con un trapo sucio en el suelo.

Para concluir esta inquietante pintura el secreto mejor guardado; se trata de un autorretrato sin figura humana pues la sombra del pintor -y que ningún exporte supo encontrar- fue desvelada. Aparece el pintor de manera vedada, casi fantasmal.


%d bloggers like this: