será para ti mi último aliento


Un miliciano
de la quinta del biberón
defiende el cielo
de mi ciudad.

Será para ti
mi último aliento,
asegura a la madre
antes de subir
a las baterías del Carmelo.

Esta tarde,
entre las ruinas
de la guerra
que perdimos,
espero la noche.

Veo luces diminutas
que iluminan mi infancia.
Otras mucho más grandes
te pertenecen sólo a ti.

La luna llena
del dieciséis de agosto
preside este adagio.

Será para ti
mi último aliento
promete el padre
a esa luna que
mañana cumpliría diecisiete.

Autor: Javier Solé, 16/08/2016

Fotografía de Barcelona desde los Bunkers del Carmelo

Del libro de poemas “Las hilanderas” (ISBN 978-84-9160-877-6)

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: