el sofá azul (Paul Delvaux, 1967)

paul-delvaux-the-blue-sofa-1967
Hay en “El sofá azul” una invitación onírica a la sexualidad. Una mujer aparece tumbada en un pequeño sofá. Es extremadamente pálida, su tez blanquecina. Pero el pubis y el pezón de su seno destacan. Las piernas están levemente arqueadas, es una invitación sutil al goce. El gesto de la mujer es relajado. Su iluminación es artificial, ninguno de los focos de luz le iluminan de manera natural. La habitación remite a las vetustas salas de espera de las estaciones ferroviarias. Al fondo un cuadro reproduce la misma escena de la mujer desnuda, iluminada en. Al fondo, hay una bifurcación que en teoría freudiana remite a su sexo. A un lado, las escaleras iluminadas por una potente bombilla que no se sabe a dónde conducen. Al otro lado un túnel -ferroviario- con la figura -diminuta- de un hombrecillo.

¿Pero quién es la mujer de la derecha cubierta con su manta roja, totalmente desnuda? ¿Y qué hace portando un candil con una pequeña luz de las velas en medio del espacio tan exageradamente iluminado?

Las estaciones ferroviarias de Paul Delvaux nos hacen recordar que la vida es un tiempo efímero donde todo lo que va sucediendo nos va perpetrando hacia un destino ilógico en el que el descanso, la languidez, la biografía permanecen en silencio mientras llega el último día o el último ferrocarril. Vivir, de este modo, supone arriesgarse a ser demolido por esa presencia constante de la muerte.

paul-delvaux-night-train-1947

En “Night train” (1947) la composición es similar y el escenario el mismo pero domina una sensación de abatimiento incompatible con la sensualidad del anterior. Representando la quietud y el aburrimiento de una estación de espera infundida por el lánguido misterio erótico de un desnudo dormido y un tren solitario atrapado en una estación, el tema principal del cuadro parece ser la articulación de un vacío aterrador. El reloj de la estación iluminado por la luna y la mirada vacía de la recepcionista erguida sentada a la atención de su escritorio, reflejada por su reflejo en el espejo, parecen enfatizar la naturaleza congelada del tiempo y el espacio que se extienden hasta el infinito.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: