la edad de la inocencia


Ni Raquel Welch,
ni James Dean,
ni Jesucristo crucificado.
Mis sueños los veló Durruti.
Me despertaba
y ahí estaba él,
dándome ánimos

Nosotros
heredaremos la tierra.

Claro que yo era aún tan inocente
que ni siquiera me preguntaba cuándo.

Autor: Karmelo C. Iribarren

Ilustración: Zuloaga, “hombres del pais vasco”

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: