poema prólogo

Hay en esta aldea un gato
que conoce los abismos.

Por la noche,
desde el Alto das Penas
se yergue y mira fijo la casa que fue de su dueño
y ladra como un perro rabioso.
Su sombra es larga y afilada.
Se clava en el pecho de uno de por vida.

Va a haber que matarlo.

Autor: Luz Pichel

Ilustración: Miles Cleveland Goodwin, “Trapped Bird” (2015)

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: