no la dejes sola

22 febrer 2018


Si velar su sueño
en febrero fuera
tan dulce o tan fácil
como en el mes de enero…

“Cuántas veces nos devolverán los hijos cuando ya no podamos abrazarlos”

(Tulia Guisado, fragmento del poema “vivir la fiebre”)

A Antonio Alarcón

La madre de la niña
vencida
regresa unas horas
a la casa familiar.

Lleva días y semanas
asistiendo a una hija que se muere
descifrando en el rostro
que sólo es cuestión de tiempo
que esta guerra está perdida
que el campo se cubrirá de lodo
que no habrá primavera
que el último verano fue en verdad el último agosto.

La madre de la niña
arrastrada fuera del lecho
le pide a su hermano Antonio
que no la deje sola
que custodie la sobrina
hasta su regreso.

Tiene tanto miedo que Laia despierte
y no vea a nadie
que sólo mastica un trozo de queso
seca las lágrimas con agua
experimenta el vértigo de entrar en casa sin la hija,
regresa corriendo al hospital,
saluda a su hermano Antonio
y,
como una loba en celo,
devora el cuerpo a besos.

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “Las hilanderas” (ISBN 978-84-9160-877-6)


%d bloggers like this: