calma

16 Març 2018


Ocasos incombustibles
venerando el mañana.
Tejer la vida despacio.
Inventariar apátridas
olas que abrazan mis pies.

Autor: Javier Solé

Ilustración: Alacreu, “Contraluz”

La obra de Alacreu destaca por su lenguaje cimentado en la pureza del dibujo, base sobre la cual el autor pinta la luz, los trasluces y los reflejos a través de pinceladas vigorosas, cargadas de materia.

Su pintura tiene a la figura femenina como protagonista, y ésta aparece siempre ligada al paisaje y las costumbres mediterráneas: las escenas costumbristas en los arrozales y la Albufera, los cielos encapotados tan comunes de su región, etc. Su obra es no obstante muy diversa; si bien suele tratar temas costumbristas y paisajes, despiertan gran expectación sus cuadros de mujeres valencianas, que visten el traje regional con prestancia y señorío.

En sus obras podemos apreciar, como si de una fotografía se tratase, la gran riqueza ornamental de los vestidos típicos valencianos.

Alacreu venera el paisaje y le apasionan la luz y las costumbres de su tierra levantina, y plasma todo ello en su obra, inteligente e intuitiva en lo cromático, y casi perfecta en la sintaxis plástica. Algunos analistas han encuadrado su producción dentro de la mejor tradición clásico-impresionista, con una destacada influencia de Sorolla en el aspecto técnico, suelto e impresionista, y en su gran preocupación por los aspectos lumínicos.


A %d bloguers els agrada això: