parpadeo

15 Mai 2018


Sonríe, amigo, no te cures,
eres un parpadeo
de alas de buitre,
una grieta en el desierto, un veneno,
tal vez un código binario,
un motor desechado en un barranco,
y todos los milenios se detienen
para inventar tus ojos.

Eres esa piedra que ayer fue barro,
la vasija que antes fue tablilla
para un escribano sumerio,
el signo cuneiforme que los insectos mordieron,
esa hormiga que devino en helecho
y la hoja enterrada que mudó hacia el diamante,
eres la joya en el ataúd de una mujer
y eres la mujer que agotada se abandona en la nieve,
esa nieve aplastada por los perros
que recorre un verso extranjero,
eres papel cosido, lápida numerada,
y sin saberlo estás volviendo a la tierra,
ya mineral veteado de frío,
con todos los siglos dormidos en tu entraña.
Eres una máquina perfecta e invisible,
y en tu contorno están todos los nombres
regresando otra vez para ser piedra.

Autor: Bruno Mesa

Ilustración: Kyle Thompson


%d bloggers like this: