maternidad


Si has de masticar, que sea culpa.
Será la única forma de llegar al lugar que se te exige.
¿Perfecta?
Aún no es suficiente.
Más de ti, un poco más, otras llegaron al doble.
¿Quién te has creído?
Ni siquiera eres capaz de amamantar y te pintas los labios.

Autor: Sonia San Román

Ilustración: Frantisek Kupka, “El pintalabios” (1908)

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: