un lugar

18 Juliol 2018


Hay un lugar en mí
donde te llevo siempre sin preguntas,
donde hay cerezos en flor en diciembre
y un pingüino deshiela su canción.
Allí no sabe nadie de relojes,
las palabras son romas como el ala de un mirlo,
a través de dos ojos se erige el primer puente
y un abrazo devuelve el mundo al mundo.
Mientras el cielo fuera promete apenas noche,
y tras una mordaza balbucea la luz,
hay un lugar en mí
donde puedo cogerte de la mano,
donde amanece a veces por las tardes
y el tiempo es todavía un niño que sonríe
y nos cuenta al oído un modo de empezar.

Autor: Raquel Vázquez

Fuente original:

https://nieblaeterna.blogspot.com.es/2017/12/un-lugar-contrapunto.html

Ilustración de anka_zhuravleva


%d bloggers like this: