labores domésticas

11 Agost 2018


Aferrada a la escoba
voy barriendo
soledades y silencios,
voces imperfectas,
pronombres difusos
que ya no consiguen desgarrar
el velo de espinos
que cubre nuestros rostros.
Voy limpiando el polvo
al ritmo circular de recuerdos antiguos
que se van disipando
en cada nuevo giro de la lavadora
en cada rumor del agua
absorbiendo suciedades y sangre reseca.
Luego, el mantel extendido,
las copas sobre la mesa,
mirándome por dentro
desde su oquedad de cristal líquido,
leve voz que humedece el cuenco rebosante
de mis ojos.
En la mano,
un pedazo de pan recién cocido,
cálido reducto por donde
huir
de tanta nostalgia intempestiva.

Autor: Yolanda Gelices

Ilustración: Irene Mala, “son lonely”


A %d bloguers els agrada això: