la fragua

25 Octubre 2018


Todo lo que conozco es una puerta a la oscuridad.
Fuera, viejos ejes y aros de hierro que se oxidan;
dentro, el agudo sonido breve del yunque martilleado,
la impredecible cola de chispas
o el siseo cuando una nueva herradura se endurece en el agua.
El yunque debe estar en algún lugar en el centro,
con cuerno de unicornio, al otro extremo cuadrado,
allí colocado, inamovible: un altar
donde se gasta así mismo en forma y música.
A veces, con delantal de cuero, pelos en su nariz,
se asoma por el alféizar, recuerda un golpeteo
de cascos donde el tráfico destellea en filas;
luego gruñe y se mete, con un golpe y chasquido
para sacar batiendo hierro real, para trabajar los fuelles.

Autor: Seamus Heaney

Ilustración: Jefferson David Chalfant, “The Blacksmith” (1907)


%d bloggers like this: