los limoneros (Eran Riklis, 2008)


Sinopsis: Salma, una viuda palestina, tiene un litigio con el ministro de Defensa israelí. La casa de éste, en la frontera palestino-israelí, linda con su campo de limoneros. Cuando las autoridades deciden que los árboles deben ser talados porque representan una amenaza para el ministro de Defensa y su familia, Salma decide emprender una batalla legal para salvar sus limoneros.

Basada en una historia real, Los limoneros es una sólida, valiente peripecia que habla menos de un caso único que de todo un pueblo: en el fondo, lo que el film propone con delicadeza, pero también con un punto de vista crítico que no ahorra sus dardos sobre propios y ajenos, es una indisimulada reflexión sobre la ocupación israelí de los territorios palestinos.


La película nos muestra las consecuencias del conflicto en la vida cotidiana de las personas que tratan de sobreponerse a las dificultades que les salen a cada paso. La protagonista de «Los limoneros» sufre un doble castigo, tanto por parte del enemigo israelí como de su propia comunidad. En el duro proceso legal llega a identificarse con el abogado que defiende su causa, pero el hecho de que éste sea más joven que ella le impide enamorarse o tener una relación íntima, ya que está mal visto por los sectores musulmanes más integristas. Ese fuego cruzado entre ocupantes y ocupados, entre la fuerza militar y la de las costumbres tradicionales, hace que se sienta aún más sola y sin ayuda.

Los limoneros tiene, además, una simetría interesante en la yuxtaposición de la soledad de Salma y de Mira Navon, esposa del ministro, dos mujeres económica y socialmente muy distintas y, sin embargo, sorprendentemente próximas. Las miradas silenciosas que intercambian las dos protagonistas durante todo el metraje resumen la impotencia ante el callejón sin salida de este drama.

Más información en: http://www.golem.es/loslimoneros/

 

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: