el enigma de Hitler (Salvador Dali, 1939)

11 Mai 2019


“El Enigma de Hitler” (1939) interpretaba la situación por la que atravesaba Europa tras la Conferencia de Munich de 1937, en la que Inglaterra y Francia cedieron ante la pretensión de Hitler de invadir y anexionarse Checoslovaquia.

La obra manifiesta el panorama desolador que presagiaba la llegada de la Segunda Guerra Mundial, el fracaso de las conversaciones entre Inglaterra y la Alemania Nazi, así como la hambruna que acompañaría a esta terrible etapa de la Historia Humana.

El cuadro fue también desencadenante de su definitiva expulsión del surrealismo francés. Hubo un debate y reuniones que concluyeron con el rechazo de los surrealistas por la perversa admiración de Dali por el dictador barnizada con una obsesión enfermiza. Dalí traspasaba con su imaginación caótica y desconcertante lo aceptable en tiempos que anunciaba la barbarie de la II guerra mundial.

Sobre una rama de olivo quemada y medio rota -la paz- que preludia la inevitable contienda aparece un teléfono roto y negro, cuyo extremo parece asemejarse a la pinza de una langosta en posición amenazante y cuyo cable se encuentra roto como seña del fin de las comunicaciones entre los países. Del mismo teléfono se descuelga una lágrima en alusión a las tristes noticias que se reciben desde el otro lado y en la rama, colgando inútil un paraguas que representa al gobierno inglés en sus igualmente inútiles negociaciones con el dirigente alemán.

Bajo el teléfono un pequeño plato que contiene una fotografía en tamaño carnet de Hitler y unas pocas judías que presagian el hambre que espera al pueblo con la llegada de la guerra. En el lienzo el artista ha representado algunos murciélagos, por lo que sentía verdadero terror desde su niñez y un cielo encapotado, amenazante. Una flor marchita. Y una mujer -el individuo anónimo, perdido- que trata en vano de guarecerse bajo el paraguas.

Al fondo, la costa de Cadaqués, en cuya playa puede observar un pequeño grupo de personas privilegiadas -la burguesía- alejada del tema central de la guerra, disfrutando su propia vida, mientras a la izquierda del cuadro, bajo el amparo de una sombrilla clavada en la arena, un perro negro los vigila como un atento cancerbero.

Más información en:

http://arteparalosamigos.blogspot.com.es/2011/12/entendiendo-dali-el-enigma-de-hitler.html


%d bloggers like this: