brillante estrella

Si yo fuese inmortal, brillante estrella,
como lo eres tú. Pero no como tú:
solitaria en la noche,
con ojos siempre abiertos, contemplando,
como impasible e insomne eremita del cielo,

la grávida cadencia de unas aguas lustrales,
que acarician y limpian la tierra de los hombres;
o mirando la máscara de nieve
que suavemente cubre
las desiertas montañas y los páramos.

Como tú, inmortal e inmutable,
pero estar recostado en su regazo,
y sentir para siempre su respirar suave,
y velar por mi amor ya para siempre
con una leve y dulce inquietud.

En silencio y en calma oír su tierno aliento.
Pero mejor morir
si no me es dado así vivir eternamente.

Autor: John Keats

Fotografía de Yuri Beletsky

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: