apuntes para una poética


Puedes tirar de experiencia
para hacerte con un buen sitio
en el mejor tramo del río,
lanzar la línea contra la corriente
con un golpe seco de muñeca,
corregir el lance con naturalidad,
utilizar como cebo gusarapa o maravayu
o una ninfa emergente de tricóptero
u, aun así, pasarte la tarde sin sentir
el latido del sedal en el dedo
viendo cómo un novato
(al que claramente le flaquea la técnica)
saca uno del agua a las primeras de cambio,
lo balancea con la caña en el aire,
haciéndolo bailar como un puñal de plata,
y lo mete en la cesta mientras te mira
con compasión o superioridad
o, peor aún, levantando los hombros
como disculpándose, diciéndote
algo así como “habré tenido suerte”

Autor: Julio Rodríguez

Ilustración: George Bellows, “El pescador”

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: