la chica del metro

14 Mai 2020


Veo una chica con los ojos clavados en la pantalla.
Por su cabello cual cortina de llamas
se deslizan los trenes. Las telarañas de las estaciones
atraviesan su melena mientras plasman la historia.
Alguien inscribe hechos, que aparecen y se apagan
sin dejar rastro, sobre las aguas explosivas,
siempre soberanas —no disminuyen,
ni tampoco se dilatan. Fluorescencia
de un crecimiento lento, pero seguro,
los mechones dividen el paisaje,
nos ciegan con pelusas y mariposas efímeras,
con guirnaldas y artificios. Una mosca diminuta
ahuyentada por los pasos decididos, latientes
en el ir y venir del andén cambiante.
Acto seguido ella tapa su pantalla,
se levanta y se va.

Autor: Simona Grazia Dima


A %d bloguers els agrada això: