me sale a devolver

La alianza grabada en fecha firme
que llevaron durante cuarenta años
sus abuelos en el corazón izquierdo
y después sus padres otros veinte
y ahora nadie. La gente esconde el oro en la mesita de noche.

O un piso en propiedad donde dormir en calma
cuando el oro nada valga, donde esconderse
del desahucio del amor y de los días agraces.

Quizá un coche coreano con el que recorrer islas
hundidas de madrugada, con los ojos aún llenos de luna
y el sol como corona de un imperio de ancianos y turistas.

La mayoría de la gente tiene algo: un trabajo
un seguro de vida, un Iphone
con más de cien contactos en la agenda.

Yo no tengo nada
más que una mujer
un hijo
este poema
y una sombra que me nombra
en un paraíso fiscal de mí mismo.

Autor: Emilio Martín Vargas

Ilustración: Glen Preece, “Picnic with dog and beetle”

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: