el silencio

El silencio abastece
la soledad y da en las sombras
de comer a los peces.
Él nos guarda la casa
como el polvo, con esa
oscura mansedumbre
de la misericordia,
y vigila el olvido,
la virtud del aceite,
el filo de los verbos
con que nos castigamos.
El silencio se busca
para hacerse más hondo
en los desfiladeros del susurro,
en la desolación, allá
donde tampoco alcanzan las palabras
y el amor se cobija del acecho
de las profanaciones.

Autor: José A. Ramírez Lozano

Fotografía de katia chausheva, “meditation room”

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: