ancestros

El día que nos hicimos hueso
amanecimos en una mandíbula de perro.
Aunque lo desgarrador es
que en este poema el perro
puede esconder los huesos

y nunca más volver
a por ellos.

Autor: Gsús Bonilla

Ilustración de Zdzislaw Beksinski

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: