los elefantes (Dali, 1948)

11 febrer 2022

La pintura de Dalí muestra dos elefantes sobre zancos con el telón de fondo de una puesta de sol. Dos elefantes caminan uno hacia el otro; sus patas, al parecer, pueden romperse bajo el peso de la carga.

La combinación de colores de la puesta de sol está hecha en tonos de colores brillantes, cambiando suavemente de naranja brillante a amarillo delicado. Bajo este cielo inusual hay un desierto.

La superficie del desierto es lisa, como si no fuera consciente del viento. Dos elefantes con patas muy altas y delgadas con obeliscos en la espalda caminan uno hacia el otro. Parece que en el primer paso las patas pueden doblarse bajo el pesado peso del elefante. En un elefante, el tronco se dirige hacia arriba, dando la impresión de alegría, mientras que en el otro, el tronco cuelga hacia abajo, como la cabeza de un animal, dándole una imagen de tristeza y tristeza.

Están cubiertos con alfombras estampadas en tonos grises, como los elefantes.

Bajo los pies de los elefantes, hay dos siluetas humanas con reflejos alargados de sombras. Uno visualmente se parece a un hombre de pie, y el otro, corriendo con los brazos levantados, se parece a la imagen de una mujer. En el centro de la imagen están los contornos de una casa.

Cisnes que se reflejan como elefantes (1937) emplea el reflejo en un lago para crear la imagen doble del cuadro. Tres cisnes están delante de árboles y, en el reflejo, los cisnes son las cabezas de los elefantes y los árboles son los cuerpos. El fondo del cuadro es un paisaje catalán representado en colores de otoño, el manejo del pincel creando remolinos en los precipicios circundantes del lago, para contrastar con la quietud del agua. 


%d bloggers like this: