la tía Fanny

15 febrer 2022

A Fanny Edelman

Me hablaba de edificios,
calles que existían,
batallas
y señores que lucharon en batallas.
Me hablaba de reuniones,
de poetas que pelearon versos,
de heridos y de héroes mudos.
Y yo escuchaba
como el niño
que fui en mis recuerdos.

Ahora,
por mucho que la imagen de la charla,
el té humeante y su sonrisa
vuelvan sin descanso
a mis ritos cotidianos
otro hueco oscuro
se ha adueñado de mi centro.
Esta vez
es la voz de su relato la que falta.

Autor: Gabriel A. Jacovkis

Fuente original:

https://paramiuncortado.wordpress.com/2011/11/03/la-tia-fanny/

Más información:

https://www.marxists.org/espanol/edelman/index.htm

Fotografía: Agustí Centelles, “Fanny -Brigadas Internacionales- en Barcelona, mayo 1937”

Fanny Schoonheyt conocida posteriormente como “la reina de la ametralladora”.  Brigadista internacional, holandesa, su foto se confunde usualmente con la militante comunista argentina Fanny Edelmann.

Gracias a la perseverancia de Luis Edelman he podido subsanar el error al continuar un error en la atribución de esta fotografía a Fanny Jacovkis. Él me lo explicaba muy bien en su escrito te aseguro que esa mujer no es mi madre. Es, efectivamente, una foto errónea muy difundida. De todos modos a esa mujer y a mi madre las une el orgullo de haber peleado por la República. Ella en el frente de batalla, mi madre en la retaguardia, dirigiendo la Campaña de Invierno del Socorro Rojo”

Pero es precisamente su atinada reflexión sobre el coraje y compromiso de ambas mujeres, las dos de nombre Fanny, una argentina y la otra holandesa, el germen para mantener la fotografía arropando el poema de su sobrino.

Y es de justicia una pequeña nota biográfica:

Fanny Schoonheyt, nacida en Rotterdam en 1912, fue la única mujer holandesa enrolada en el Ejército Popular en defensa de la República española. Había otras mujeres holandesas en España durante ese periodo, pero trabajaron como enfermeras. Fanny ya estaba en Barcelona al producirse el golpe y en aquellos días de julio de 1936, durante la defensa contra el golpe militar, aparece citada en distintos diarios barceloneses, desde ‘La Noche de la CNT’ hasta ‘La Vanguardia’, como “la reina de la ametralladora.”. En ellos figura descrita como alta, rubia y con ojos azules. Fanny que había llegado a España a finales de 1934 para ejercer labores de periodista, estaba vinculada al activismo político desde finales del 35 o principios del 36 pues coincidió con Marina Ginestá, la miliciana del Hotel Colón, en las reuniones de la Juventud Comunista de Barcelona. “Fue difícil no notarla”, dijo Marina. “¡Era alta, rubia y fumaba cigarrillos! Ninguna mujer de Barcelona se habría atrevido a encender un cigarrillo en público. Ella no nos prestó atención, jóvenes ignorantes españolas, incluso tuve la impresión de que no nos miraba. Los hombres mayores la respetaban mucho y los hombres más jóvenes … te lo puedes imaginar”. Hay una foto de Fanny donde aparece flanqueada por dos hombres, de espaldas a un montón de sacos de arena frente a lo que parece la fachada del Hotel Colón. El cuadro, tomado por el famoso fotógrafo catalán Agustí Centelles, refuerza la sospecha de que Fanny jugó un papel importante en los hechos de mayo de 1937.


A %d bloguers els agrada això: